martes, 19 de junio de 2012

Un despacho para un amante de la lectura

Aunque el ebook amenace con hacerse con todo el mercado literario, los libros siguen siendo pequeños tesoros que debemos cuidar. Si somos aficionados a la lectura a lo largo de nuestra vida no pareremos de comprar nuevos libros y al final acabarán siendo montañas. 



Por ello las estanterías y las librerías son fundamentales para mantener el orden. Así que debemos prestar mucha atención a algunos detalles como la distancia entre baldas (para que entren más libros), que tenga varios apartados o que sea modular. 



Si os gustan los despachos clásicos lo mejor es poner un sólo frontal de estanterías y si queréis un toque más moderno decantaros por líneas sencillas y muy simples. 



¿Os gusta leer? ¿tenéis algún problema para mantener ordenados los libros?