martes, 14 de diciembre de 2010

Escritorios, para todos los gustos

Los escritorios suelen ser la parte más importante de cualquier estudio. Su forma, tamaño o materiales seguramente condicionen al resto del mobiliario de la estancia y el estilo que queremos dar a éste. Los escritorios, por norma general, pueden estar ubicados de tres formas diferentes dentro de la habitación. Dependiendo de los metros cuadrados de ésta, de cómo sea la planta, de donde estén situadas las ventanas… Aquí os dejo tres ideas muy sencillas.

El escritorio en el centro de la estancia. Esta opción es perfecta si trabajamos desde casa y podemos recibir visitas con frecuencia. Los inconvenientes es que ocupa mucho espacio y toda la decoración queda marcada por él.

Debajo de la ventana. Esta opción es perfecta para aprovechar la luz natural de la estancia y sólo tener que recurrir al flexo por las noches. Además, no ocupa mucho espacio. El inconveniente es que al tener frente a nosotros la ventana, nos limita bastante a la hora de poner estanterías, cuadros o un corcho para pegar notas.


Poner el
escritorio de cara a la pared. Esta es la mejor opción si tenemos que poner la zona de estudio en el salón o en el dormitorio, puesto que queda muy recogido y ocupa poco espacio. La única desventaja es que podemos tener poca luz natural o que resulte un poco agobiante sólo ver la pared.

1 comentario:

  1. Una buena elección del escritorio para tu lugar de trabajo, es clave para conseguir un espacio confortable y funcional.
    Saludos.

    ResponderEliminar