lunes, 3 de junio de 2013

Despacho integrado en el domitorio

En la anterior entrada hemos visto como podemos adaptar un despacho al salón y ahora vamos a hacer lo mismo con el dormitorio. Si tenemos espacio suficiente en el dormitorio podemos instalar un pequeño escritorio donde trabajar. 


Lo ideal es buscar materiales y estilos parecidos al del resto del dormitorio. Así vamos a integrar mucho mejor el escritorio que debe estar lo más cerca posible de una ventana. 


Otro punto a favor es que el dormitorio suele ser una zona muy tranquila y relajada, así que será perfecto para poder concentrarnos y que ningún ruido nos moleste. 

 














No hay comentarios:

Publicar un comentario