viernes, 31 de agosto de 2012

Despachos con alma nórdica



Si trabajamos en casa debemos intentar buscar un lugar donde estar tranquilos, que entre mucha luz natural y el espacio favorezca la concentración. Para cumplir todos estos requisitos el estilo nórdico nos puede ayudar. 



Una de las bases es mezclar el blanco con la calidez de la madera (usada muchas veces sólo en suelos) para recordarnos a la naturaleza y crear mezclas armoniosas

Por otro lado los ficheros y cajoneras con un toque industrial son bienvenidas para poner un punto diferente y romper con la hegemonía del blanco. 


Las piezas vintage darán al despacho un aire personal. 


¿Os gustan los despachos de estilo nórdico?

No hay comentarios:

Publicar un comentario